Epidemias en San Juan de los Remedios en la etapa colonial y neocolonial.
Villa Clara con Todos
Artículos más Leídos
Artículos más Actuales
24 - 10 - 2017
Aviso
  • La cuenta de Invitado no está configurada correctamente. Por favor establezca la opción 'Nombre de usuario invitado' de manera que corresponda a un nombre de usuario registrado. guest_username="Invitado"

    --
    yvComment solution, version="2.00.4"

Epidemias en San Juan de los Remedios en la etapa colonial y neocolonial.

Ratio:  / 0
MaloBueno 

La epidemiología es una ciencia básica del campo de la salud pública que ha alcanzado importante desarrollo. Su objeto de estudio son los problemas médicos (salud- enfermedad) relacionados con la población en su conjunto, es decir, como fenómeno de masas.

La noción de una pluralidad causal vinculada al medio físico, químico, biológico y social, así como la de una interacción entre la comunidad humana y su medio ambiente, son ideas fundamentales en el campo de la epidemiología.

Etimológicamente, la epidemiología se desglosa en tres raíces griegas epi que significa sobre, encima; demos, pueblo o comunidad y logos, estudio o tratado. Por consiguiente, si atendemos a la etimología, comprobamos que este término significa estudio de los fenómenos que afectan a las comunidades o grupos humanos. Una de las definiciones más antiguas de la epidemiología, es la ciencia que trata o estudia las epidemias.

Desde al primer concepto mucho han evolucionado la medicina y la epidemiología. En Cuba definimos la epidemiología como una rama de la ciencia médica cuya metodología de trabajo permite la investigación y el conocimiento de las causas objetivas y condiciones de cualquier problema de salud que afecte a grupos humanos, así como el planteamiento de soluciones adecuadas.

La epidemiología es una ciencia que tiene un cuerpo de conocimientos sólidos e históricamente establecidos.

La historia de la epidemiología se ha desenvuelto en el contexto de la historia de la lucha entre el materialismo y el idealismo en sus concepciones sobre las causas, los factores y las condiciones que intervienen en el proceso salud- enfermedad, tanto desde el punto de vista individual como social. Esta lucha se inició muy temprano, con el surgimiento de las clases, en la etapa del régimen esclavista.

La antigüedad de la epidemiología se remonta a los orígenes de la sociedad humana, desde que el hombre tuvo sus primeros contactos con las enfermedades y elaboró métodos de lucha rudimentarios contra ellos.

La historia antigua nos habla de Empédocles  (504-443) quien en su ciudad natal, Agrimento, combatió una epidemia – al parecer de paludismo-secando los pantanos y fumigando las casas.

La epidemiología puede considerarse también una ciencia relativamente joven, porque en su desarrollo evolutivo alcanza una dimensión científica muy reciente. Data de mediados del siglo XIX cuando el clínico londinense John Snow, en su célebre trabajo sobre el brote epidémico de cólera en Broad Street (Londres, 1864), brindó el más acabado documento científico de su época acerca de la epidemiología de una enfermedad, el cual es conocido desde entonces en su aplicación particular con el nombre de método epidemiológico.

Un momento crucial en la historia de la epidemiología que algunos llaman “su primera gran revolución”, está ubicado en los años 1880 y 1890.Este momento se produjo al descubrir las bacterias como agentes específicos de las enfermedades infecciosas por el gran químico y biólogo francés Louis Pasteur y posteriormente por el médico alemán Roberto Koch.

En Cuba esta disciplina ha tenido un desarrollo histórico dependiente de la etapa esclavista y colonial, seguido de un desarrollo capitalista y neocolonial en la etapa de la república mediatizada.

En 1868, el médico cubano Carlos J Finlay (1833-1915), aplicó una metodología de investigación similar y llegó a determinar el origen y la forma de controlar un brote epidémico de cólera en la Ciudad de La Habana. Más tarde logró comprobar  la función del mosquito Aedes aegypti  como vector trasmisor del virus de la fiebre amarilla y los principales eslabones de la cadena de trasmisión de esa enfermedad.

El campo de acción de esta rama de la medicina se orienta fundamentalmente hacia la prevención,  erradicación y control de las enfermedades trasmisibles.

Grandes  epidemias han azotado a la Villa de San Juan de los Remedios.  Según José Andrés Martínez Fortún y Foyo, quien investigó con profundidad esta temática,  la viruela fue  la primera que hostigó a la  comarca. Esta  enfermedad llegó a América en 1520 y a la jurisdicción remediana el día 25 de enero de 1709.

La siguiente ocurrió en 1762 que fue extensa y grave, continuaron con frecuencia e intensidad hasta finales de 1700 y comienzos de 1800, a mediados de este siglo en  1861, hubo una gran epidemia considerada  quizás la más devastadora que sufrió la comarca en pérdidas humanas y económicas, dejando un saldo, según el periodista  Teodosio Montalván,  de 4000  víctimas.

En julio de 1804 se introdujo la vacuna en La Habana por el médico habanero Tomás Romay y meses después en el propio año el Lcdo.  José León Valdés  la trajo a Santa Clara y Remedios.

En 1869 se empezaron a presentar numerosos casos y en octubre del 70 la epidemia era terrible. Del 79 al 88 se mantuvo la situación, murieron en estos años 100 variolosos en el término. Desde 1889 hasta 1894 sólo se anotaron 6 muertes. A partir  de 1895 aumentaron los fallecidos. En 1896,  15 fallecidos en Remedios; en 1897, 29 y  en 1898, 47. En los años de la guerra en la jurisdicción de Remedios  hubo 2000 enfermos con 309 fallecidos.

En 1899 cesó por completo la viruela en la comarca con ayuda de la sanidad.

Otra de las epidemias que azotó esta ciudad fue de fiebre amarilla. Se padece principalmente en Las Antillas y Américas Central. Las primeras epidemias conocidas ocurrieron en la isla de Santo Domingo en 1494, 1496, 1503 y 1585.

Según Finlay la peste que atacó a La Habana en 1620 fue de fiebre amarilla, que terminó con el gran incendio de 1622.

La fiebre amarilla estaba en su forma epidémica en Guadalupe y San Cristóbal de estas islas pasó a México, y de allí a La Habana.

La primera epidemia Remediana ocurrió en 1794, apenas habitaban en la villa y su jurisdicción 8000 personas. La segunda en 1819 en la que el cabildo dispuso que los cadáveres fueran enterrados a las 8 horas de ocurrir la muerte.

Ocurrieron numerosos casos en 1848, en 1854 fallecen varios soldados; lo mismo sucedió en 1865 y 1866.

Los casos aumentaron con el comienzo de la guerra en 1869. En el verano de 1870 hubo muchos casos, al igual que en los años 1871 y 1872. Disminuyó en años 1873, 1874 y 1875, para aumentar en 1876, 77, 78 y 79, y disminuir nuevamente a partir de 1880.

En 1881 el Dr Carlos J Finlay, en la Conferencia Sanitaria de Washington y ante la Academia de Ciencias de La Habana, sostuvo que la fiebre amarilla era trasmitida de la persona enferma a la sana y por el mosquito Culex faciatus (más tarde estegomya). Pero el gobierno no tomó en cuenta las manifestaciones del médico cubano.

De 1881 a 1888 ocasionó, cada año, de 6 a 8 defunciones en este partido judicial.

En 1889 murieron 10; en 1890, 31 de Remedios; en 1891, 1 en la jurisdicción; en 1872, 4; en 1893 y 94, 2.

En agosto de 1845 se vio invadida la jurisdicción por casos procedentes de Sancti Spiritus, en este año murieron en la provincia 540 y en la jurisdicción 52. En 1896, azotó con gran intensidad, el número de muertes llegó a 1552 en la provincia, 627 en la jurisdicción y 348 en Remedios.

En 1897 la fiebre amarilla no hizo tantos estragos como en 1896. Por ella fallecieron en la provincia 2803 personas, en la jurisdicción 252 de ellos 21 de Remedios.

En 1898 disminuyó a 32 casos en todo el partido judicial de Remedios, en este año los casos se concentraron en Placetas con 25.

En los años 1900 -1901 se creó una comisión que comprobó la Teoría de Finlay. De allí surgieron las medidas preventivas en este caso, destruir los mosquitos infectados y aislar a los enfermos para que no fuesen picados por estos mosquitos con el uso del mosquitero.  Puestas  en prácticas estas medidas en el terreno empezó a disminuir los casos de enfermos y por ende la mortalidad.

La gripe o influenza también se presentó en esta localidad. Fue conocida por Hipócrates. Desde 1173 empezaron a describirse las primeras epidemias que comenzaron en Europa, Asia y África.

Las primeras epidemias de gripe recordadas en Remedios fueron las ocurridas en los años 1782 llamada dengue, la de 1827 y 1844.

En 1860-1861 hubo una llamada “La toma de Tetuán”. Otra grande epidemia se presentó en diciembre de 1889, fue titulada también dengue.

Según José Andrés M. Fortún las estadísticas oficiales de la época, señalan las siguientes defunciones por neumonías: en 1889, 11 en Remedios; en 1890, 5; 1891,11; 1892,8; 1893, 7; 1894, 11; 1895,19; 1896, 13; 1897,93; 1898, 42.

Se puede apreciar que la gran epidemia de 1889-1890 no aumentó las muertes por neumonía en esta región.

Ocurrieron numerosos  casos de neumonía gripal en los años 1906, 1910 y 1911. La epidemia de 1918-19 empezó en Cuba por oriente y se extendió por el ferrocarril hasta llegar a occidente. En Remedios entró por la carretera de Camajuaní. La sufrió el 30% de la población, el total de muertes fue de 27 hombres y 2 mujeres.

En los primeros meses de 1920 Remedios sufrió otra epidemia muy extensa, pero poco mortífera (2 solamente). Se conoce de pequeñas epidemias en los años siguientes a fines del 22, principios del 23, verano del 24, principios del 27, fines del 28, verano del 29, invierno del 30, principios del 31, primeros meses del 32, verano e invierno del 34. En 1935 ha estado presente todo el año la gripe, causando 51 muertes por bronconeumonía, el número más alto que se registrado desde 1898.

Muchas enfermedades  atacaron la villa en el siglo XIX  el cólera también existió como epidemia en este terruño.

El cólera es una enfermedad endémica de la India. En el siglo XVI comienzan las epidemias en Europa, y viaja por las rutas de navegación a Las Américas, llegando a estas tierras en junio de 1832. A Cuba, específicamente a La Habana  donde ocurrió la primera epidemia de cólera arribó en 1833.

Remedios sufrió los primeros embates de esta enfermedad en marzo de 1833; la Junta de Sanidad tomó algunas medidas, en Cayo Conuco se estableció un lazareto (sanatorio), ocurrieron varios casos. La segunda irrupción vino de Sagua en 1850, infectada por Matanzas, hubo pocos casos en la villa. Atacó con fuerza Santa Clara y Sancti Spíritus. En 1852 volvió a atacar con intensidad a Santa Clara, muriendo 2700 coléricos de septiembre a diciembre. La tercera epidemia ocurrió en el verano de 1869; reinó durante el año 70 y desapareció en el 71, afectó más a las dotaciones de los ingenios, en el llamado "San Andrés"(Placetas) murieron en un sólo día 18 esclavos. Esta fue la última desde entonces que se tenga conocimientos en la villa.

En febrero de 1883 se tomaron precauciones en la ciudad por haber aparecido en México.

La disentería fue otra de las enfermedades que atacó la jurisdicción de Remedios en su forma epidémica.

La disentería es conocida desde la más remota antigüedad. Es frecuente y desastrosa en los ejércitos de campaña. Atacó al ejército de Jerjes en el año 480 A de C. Conocida por Hipócrates y Galeno. A partir del año 1538 ocurrieron grandes epidemias en Europa.

En Remedios la primera epidemia que se conoce es en 1831, a partir de esta fecha le sucedieron  varias.

Ocurrieron muertes por disentería en el término municipal en estos años en 1889,9; 1890, 1;  1891,4; 1892, 5; 1893,3; 1894, 11; 1895, 16; 1896, 36; 1897,186; 1898, 330. De 1899 a 1921 murieron 66 personas en Remedios y sus   cercanías. En 1922 hubo una alta mortalidad en poco más de 100 casos 36 muertes, duró 3 meses. En 1929 la epidemia por esta enfermedad fue pequeña y afectó más en Vueltas. Desde la fecha hasta 1936 ocurrieron 1 ó 2 muertes por disentería en el término municipal.

En el siglo XIX existieron muchas enfermedades que provocaron epidemias  una de ellas fue la poliomielitis infantil aguda.

Las primeras epidemias descritas fueron las de Francia en 1885 y la de New York  en 1907. El Dr. Alberto Recio de la Habana,  fue el primero que la encontró en Cuba.

La primera epidemia cubana y tropical  ocurrió en Las Villas en 1909 con 140 casos; ocurrieron en Aguada de Pasajeros (Cienfuegos), Cruces, Ranchuelo, Santo Domingo, Santa Clara, Sancti Spiritus y San Juan de los Remedios en los meses de octubre,  noviembre y diciembre de 1909. En esta ciudad ocurrieron 5 casos y 34 en la zona de Buenavista. Hasta 1935 ocurrieron algunos casos en los poblados de Camajuaní, Vueltas, Yaguajay  y Viñas aunque en la Habana no  se había  extinguido la epidemia en ese entonces.

Por esa fecha se obtuvo un virus atenuado de la poliomielitis que podía ser empleado como vacuna en la profilaxia de esta enfermedad.

La fiebre tifoidea ha existido en todos los tiempos y en todas partes. Los grandes clínicos del siglo XVII ya la diagnosticaban.

La primera epidemia de fiebre tifoidea que se tiene noticias en Remedios data del año 1830.

En 1844 hubo muchas “calenturas”. Otra epidemia empezó en 1878 y terminó años después.

En el periodo de tiempo comprendido entre 1889 y 1935 hubo muertes por esta enfermedad en todos los años.

años

muertes

Años

muertes

Años

muertes

Años

muertes

Años

muertes

1889

       7

1899

     10

1909

      5

1919

      2

1929

     2

1890

     11

1900

       8

1910

      1

1920

      4

1930

     4

1891

     11

1901

       7

1911

      2

1921

      5

1931

     1

1892

     12

1902

       6

1912

      1

1922

      4

1932

     8

1893

       9

1903

       5

1913

      7

1923

      5

1933

   23

1894

       6

1904

       2

1914

      2

1924

      5

1934

     7

1895

     13

1905

       1

1915

      1

1925

      1

1935

     6

1896

     49

1906

       1

1916

      1

1926

      4

 

 

1897

     58

1907

       5

1917

      1

1927

      7

 

 

1898

     14

1908

       1

1918

      4

1928

      6

 

 

 

Del año 1895 al 98 causó muchas muertes estos años fueron los más fatales coincidiendo con la guerra,  en este periodo fallecieron 134 personas. La epidemia se recrudeció en la década del 30 siendo más mortífera en el año 1933  con 23 casos.

Una enfermedad muy antigua y  que aún en nuestros días no ha desaparecido a pesar de los esfuerzos que realizan los gobiernos es el paludismo.

El paludismo también llamado malaria es mencionada desde los tiempos de Hipócrates. Trasmitida por un mosquito  del género anopheles demostrado en 1898 por los científicos Manso, Ross, Grassi y Bigmani.

En el año 1889 murieron en el término municipal de San Juan de los Remedios 16 palúdicos; en 1890, 20; 1891, 16; 1892,14; 1893, 5; 1894, 11; 1895, 10; 1896, 29; 1897, 68 y en 1898, 117. A partir de 1899 disminuyó de tal manera que solo murieron 20 palúdicos entre los años 1899 y 1930. Después de 1930 aumentaron los casos debido a los problemas económicos y políticos  de la época.  En 1933 ocurrieron 13 defunciones por paludismo; en 1934, 12 y en 1935, 11. La epidemia continuó en 1936, atenuada por la seca de los primeros meses del año.

El tétanos infantil es otra enfermedad grave que estuvo presente en el territorio. Afectaba a los recién nacidos. Su causa era la infección de cordón umbilical  por las manos u objetos sucios.

En el término municipal fallecieron 300 niños desde 1888 a 1906 y solamente 80 de 1907 a 1935. En los años posteriores mueren por la enfermedad de 3 a 4 al año. Hasta desaparecer por completo, debido a las medidas higiénicas puestas en práctica.

La difteria considerada una afección grave y por la que morían gran cantidad de personas con respecto a los que la padecían, se presentó en Remedios por primera vez como epidémica 1885, luego en1886, 1891 y 1906. Murieron en la localidad  en cinco años 40 diftéricos de 1889 a 1894, casi todos en la edad comprendida de 2 a 5 años. En este periodo resalta el año 1891 con 19 fallecidos.

La mortalidad por la difteria comenzó a descender en 1895 con la aplicación del suero de Behring-Roux. De 1895 a 1900 fallecieron sólo 20, la mitad en comparación con los cinco años anteriores.

En la epidemia de 1906 murieron 10 personas. Después ocurrieron algunos casos en 1925, 1932 y 1933.

Era frecuente en los niños Remedianos una fiebre eruptiva llamada sarampión. Las epidemias de esta enfermedad se sucedían con frecuencia, se estimaban en aquella época unas 60 por siglo. En San Juan de los Remedios estuvo como epidemia en 1882, 1888,1906, 1907 y 1914, en los cuales no hay registros de mortalidad. De 1920 a 1935 (en quince años) sólo se registraron 2 defunciones.

Al igual que el sarampión la rubeola también fue epidemia en el término municipal de Remedios aunque no se reportan fallecidos por esta causa en la etapa que aquí se analiza, ni existen datos de años específicos en que haya habido brotes de esta enfermedad. Martínez Fortún hace referencia a una pequeña epidemia en marzo de 1936.

Sobre la parotiditis epidémica o paperas tampoco existen registros de fallecidos por esta enfermedad  y sí epidemias en los años 1926, 1931, 1935 y 1936, sin datos de enfermos.

La varicela es un virus que a diferencia de las demás enfermedades descritas anteriormente existe hasta la actualidad haciéndose más frecuente en niños y en los meses de verano. En marzo de 1936 este terruño se encontraba bajo la influencia de una epidemia. No hay reportes hasta el momento de la época que reflejen las estadísticas de esta enfermedad.

Conclusiones

La Villa de San Juan de los Remedios ha sido azotada por numerosas epidemias desde el año 1709, como la viruela, la fiebre amarilla, la gripe o influenza, el cólera, la disentería, la poliomielitis infantil aguda, la fiebre tifoidea, el tétanos, la difteria, el sarampión, la rubeola, las paperas y la varicela, muchas de  ellas han causado defunciones en la población. Todo ello debido al bajo conocimiento y poca percepción de riesgo de las personas y los gobiernos de la época, en la que existía mucha insalubridad, y la higiene era insuficiente, para establecer una adecuada prevención de enfermedades de tipo epidémico. Todo esto iba de la mano de las guerras existentes en ese periodo (colonia y Neocolonia), y con sus respectivas consecuencias (una mayor mortalidad de cada una de las enfermedades), la junta de vacunas  creada el 14 de julio de 1807  en Remedios,  mitigó en gran medida las nefastas consecuencias de los primeros brotes epidémicos  aunque no era suficiente pues no llegaba a todos los grupos poblacionales.

Bibliografía:

Martínez  Fortún  y Foyo, José  Andrés. Anales y Efemérides de San Juan de  los Remedios y su jurisdicción. Tomo IX. La Habana. IMP Pérez Sierra.1936

Martínez-Fortún JA. La Medicina en Remedios y su Jurisdicción. Apuntes Históricos. Tipografía. "La Popular". Remedios. Cuba. 1930.

 

 

 

Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.