Antecedentes de una Universidad para la región central de Cuba.
Villa Clara con Todos
Artículos más Leídos
Artículos más Actuales
13 - 12 - 2018
Aviso
  • La cuenta de Invitado no está configurada correctamente. Por favor establezca la opción 'Nombre de usuario invitado' de manera que corresponda a un nombre de usuario registrado. guest_username="Invitado"

    --
    yvComment solution, version="2.00.4"

Antecedentes de una Universidad para la región central de Cuba.

Ratio:  / 0
MaloBueno 

La universidad como el más alto centro docente constituyó un privilegio en la antigua provincia de Las Villas cuya posición geográfica central de la isla de Cuba le favoreció para estos fines. La idea de crearla data desde el siglo pasado y coinciden varias bibliografías al respecto.

Aun cuando la Universidad estaba diseñada para una élite de la sociedad cubana que por su alto poder económico podía acceder a sus servicios docentes y con la inherencia del modelo norteamericano que la permeaba no dejó de ser en ningún momento un acontecimiento cultural para esta región. Proporcionó a los habitantes del centro del país a partir de su fundación la incorporación a la enseñanza superior.

 

Constituye una huella imborrable la visita del Che a la universidad. Emblemático resulta su discurso del 28 de diciembre de 1959, en ocasión de su investidura como Doctor Honoris Causa en Pedagogía (Anexo 1), cuando instó a la Universidad Central a pintarse con los colores del pueblo: “Y qué tengo que decirle a la Universidad como artículo primero, como función esencial de su vida en esta Cuba nueva. Le tengo que decir que se pinte de negro, que se pinte de mulato, no solo entre los alumnos, sino también entre los profesores; que se pinte de obrero y de campesino, que se pinte de pueblo, porque la Universidad no es patrimonio de nadie y pertenece al pueblo de Cuba”.[1]

Desde aquella fecha hasta el momento la universidad ha vivido una larga historia que no es posible reflejar en esta ponencia de acuerdo a las normas del evento en la cual se enmarca.

Necesario es aclarar que no sería justo olvidar que muchos intelectuales de bien abogaron desde el siglo XIX porque este territorio tuviera un centro para la educación superior, institución sin la cual sería imposible el desarrollo del país.       

La presente investigación tiene como objetivo resaltar las actividades desarrolladas por dos intelectuales de la localidad  en la fundación de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas. Consta, de una introducción y en el desarrollo el epígrafe: Creación de la universidad en el centro de Cuba: antecedentes históricos e intelectuales que abogaron por la fundación de la universidad en la región Central.

Se refiere a las primeras gestiones en función de crear un centro para la enseñanza superior en Santa Clara  hasta su institucionalización.

Se da a conocer las condiciones del Dr. Pedro Pérez Ruiz y del Dr. Severo García Pérez de Lara en función de la universidad.

Fueron empleados en el desarrollo de la investigación los métodos; Dialéctico-materialista que constituye la teoría general de la ciencia histórica y a la vez el método de la misma que sustenta la investigación histórica.

Histórico-lógico y cronológico.

En el nivel teórico se recurrió al análisis y a la síntesis, a la abstracción, generalización y en algunos momentos a la comparación.

En la realización de la investigación se consultaron fondos documentales en el Archivo Histórico Provincial: Fondo Personal García Garófalo y libros pertenecientes a la biblioteca de este fondo, Gobierno Provincial, Fondo Fototeca, documentos de época, revistas. Muchas de las fuentes bibliográficas en la Sala de Fondos Raros y Valiosos de la Biblioteca Provincial Martí de Santa Clara, entre los que se destacan el periódico local La Publicidad, revista Marta, Memoria de inauguración de la Universidad Central de Santa Clara. También fueron valoradas revistas y libros digitalizados y páginas en internet.

Creación de la Universidad en el centro de Cuba: antecedentes

En el proyecto de Ley para la creación de la Universidad Central de Santa Clara, dirigido a la Cámara de Representantes de los diez por cuantos, los tres primeros, mencionan las diferentes fechas en que se abogó por la existencia de un centro de enseñanza superior en Santa Clara por ser esta la capital de la provincia central del país. Se señalan las fechas en cuestión, en 1843, primera vez que se publica por el poeta Gabriel de la Concepción Valdés (Plácido), la creación de otras dos universidades en el interior del país, una de ellas en Santa Clara, posteriormente, ya iniciada la lucha por la independencia, la propuesta fue llevada a la Asamblea de Guáimaro por el delegado de Las Villas, Eduardo Machado Gómez, que también expresó la conveniencia de una Universidad en este territorio. Sin embargo es necesario reflexionar que en ningún documento oficial de Plácido consta tal aspiración; además si la primera escuela de enseñanza media en Santa Clara surge en 1864[2], dirigida por el educador y periodista Don Joaquin Anido Ledón y dura hasta 1869 en que fue obligada a cerrar por las autoridades coloniales  en la guerra, surge la escuela media Humanidades de Jesús en el propio año y en 1869 los alumnos se ven obligados a trasladarse a La Habana para continuar estudios superiores, y hasta 1882 se funda el Instituto de II Enseñanza de Santa Clara por R.O de Alfonso XII, institución que fue clausurada  en 1895 a consecuencia de la guerra, cabe preguntarse ¿Cómo es posible el poeta Plácido haya sugerido la creación de una Universidad cuando aun las bases educacionales de la región eran incipientes?; y en cuanto a lo que se afirma con respecto a Eduardo Machado Gómez , resulta dudoso pensar que si en su época de estudiante tuvo la posibilidad de estudiar en diferentes universidades de Norteamérica y de Europa, es poco creíble que se preocupara a tal fin.

Hubo otros intentos anteriores al año 1937, entre los que se destacan, el del 12 de diciembre de 1922, en el que el Sr. Eduardo Torres Morales dio calor al propósito de crear una Universidad, idea hecha pública y mantenida por el ilustre, admirado e inolvidable profesor del Instituto de Santa Clara Salvador de la Torre.

El periódico El Sol de Cienfuegos de fecha 10 de enero de 1923 publicó un trabajo a cinco columnas titulado “El proyecto de creación de la Universidad Central de Las Villas y sus ventajas. Resulta insólito que un año antes de fundarse la Universidad Central el periodista Francisco G. Cuesta divulga en el periódico La Publicidad el artículo: “Evolución histórica de un ideal; Universidad Central para Santa Clara, documento dedicado al Dr. Antolín González del Valle Rios, en cuyo manuscrito refleja lo abordado por otro artículo del referido diario correspondiente al 8 de octubre de ese año referido al inicio de las aspiraciones y gestiones para crear la Universidad Central. El periodista Armando Triana Pozo le puntualiza al Dr. anteriormente mencionado 12 aclaraciones con respecto a los errores emitidos por el periodista Sigfredo Pérez. En tales declaraciones se afirma que desde 1923 ya en Cienfuegos había varias personalidades interesadas en fundar una Universidad para la región Central. El artículo de referencia concluye rotundamente:…”La vida de una idea o de un proyecto al realizarse plenamente ha de traer consigo singulares beneficios para la ciudad, o la región no puede estar sometida al interés de un individuo o la influencia de una entidad determinada. Es algo que corresponde a todos sin distinción de clases, de razas, ni de sexos  - lo dijo el gran filósofo Enrique José Varona “un hombre solo no es nada son muchos los necesarios”. Y llegada la hora  de la liquidación histórica ha de ser honesta y certera y ha de estar libre de equivocaciones, enjuiciamientos o de todo asomo malsano de pasión o de egoísmo se ha de dar a cada uno, lo que con su legítimo esfuerzo se ha ganado…”[3]

Para muchos fue en el año 1937 cuando dio inicio una verdadera campaña Pro-Universidad Central ininterrumpida que marcó la pauta en pos de su constitución. La noche del 5 de agosto de ese año se creó en el salón de actos del Consejo Provincial la Comisión Gestora Pro-Universidad Central de Santa Clara con la cooperación en aquel entonces del Coronel mambí Gobernador Provincial Gabino Gálvez, el que fue nombrado presidente de dicha comisión. Perduró la campaña por una década en la que intervinieron asociaciones, organizaciones, instituciones escolares del nivel medio (Escuela Normal de Maestros, Escuela de Comercio, no solo de Santa Clara sino también de otros términos municipales de la provincia de Santa Clara, Sagua la Grande, Remedios y Sancti Spiritus, la que fue catalogada por muchos “como un sueño rosa de una noche de verano, pero que hoy se ve convertido en hermosa realidad…”[4]

La Comisión Gestora dirigió un mensaje que expresa la causa del movimiento de la Universidad y fines de este centro:

…”Dio origen al movimiento pro de la Universidad Central de Cuba en Santa Clara, en la magna asamblea popular que se celebró la noche del 5 de agosto de 1937 (Anexo 2) que fue el punto de partida de este movimiento que no ha tenido tregua.”[5]

“Comprenderá escuelas de Ciencias industriales, Agrícolas, Comerciales, Minas, Periodistas, Radio y Televisión, investigación científica, se realizaran en la misma los estudios, prácticas y extensiones que permitan cumplir los fines culturales, educativos, patrióticos y panamericanistas del nuevo centro”[6], hecho que ratifica el periodista Dr. Severo García Pérez en un artículo escrito ese mismo año donde se solicita una Universidad para Las Villas.

“Para dar nuevos brios a la campaña Pro-Universidad de Santa Clara el Club rotario, a iniciativas de su secretario y presidente del Ateneo santaclareño Sergio Restituto Alvarez Mariño, formó un comité ejecutivo, presidido por el Dr. Antonio Azel Estéfano y la actuación del secretario Dr. Pedro M. Camps , que citó a todas las entidades villaclareñas para la noche del 26 de septiembre de 1947 en el Salón de sesiones del Ayuntamiento local de la ciudad, aquí surgió el Comité Gestor Municipal Pro-Universidad Central y su directiva, de la que se eligió como Presidente de Honor a los Dres. Pedro M. Camps, Francisco González Cuesta, Carlos Arco y Antonio Azel Estéfano. Se plantea además, que…”el Club Rotario fue la primera institución que se unió a la idea y a la publicidad de iniciar la Campaña en 1937”[7].

Divulga La Publicidad  a lo largo de la página  y  que dice: “El Presidente de la República nos trae el Decreto creando la Universidad. Está referido dicho artículo a la visita de los dirigentes estudiantiles Fernando Carrandi Alvarez Lombardía, sobre la visita que hará el próximo 25 del actual el Presidente de la República Dr. Ramón Grau San Martín, “el traerá el Decreto reconociendo la Universidad Central de Santa Clara”[8]. Le fueron expuestos los motivos de solicitud en un informe extenso al propio Presidente, Dr. Ramón Grau San Martín para el establecimiento del referido centro docente en su parte final se plantea: “La iniciativa es, pues, Santa Clara, ninguna otra ciudad de Cuba, ninguna otra ciudad de Cuba”[9].

En la sección noticias locales se da a la publicidad el acuerdo de “apoyar a la Universidad Central, por el Consejo de alcaldes de la provincia y se da a conocer el lanzamiento de una emisión de bonos con la finalidad de recaudar fondos para instalar la Universidad  Central: idea esta por el Presidente del Consejo Directivo, Dr. Pedro Martin Camps”[10]. Fue creado un consejo directivo integrado por quince miembros profesionales del anterior comité gestor y seis delegados del círculo de profesionales.

El Dr. Pedro Pérez Ruiz, Pedro Camps i Camps, Severo García Pérez y otras figuras de la intelectualidad villaclareña, abogaban ya en el semanario (independiente, defensor de los intereses nacionales) “Universidad Central”, editado en 1937, para propagandizar la necesidad de materializar la institución docente en Santa Clara, y a fin de difundir lo que significaba la universidad nueva. (Anexo 3).

Existían academias o filiales universitarias, en el año 1939 la pedagoga Graciela del Cueto de Fernández dirigió en la academia de de enseñanza de Santa Clara, un curso preparatorio a los alumnos que recibían los conocimientos necesarios para  el ingreso a las escuelas de Pedagogía e Ingeniería de la Universidad, el 16 de septiembre de 1942 fue constituida la Asociación de Estudiantes universitarios, órgano consagrado a la defensa de la clase estudiantil. La junta directiva electa quedó constituida por José R. de la Torre, Presidente, Manuel Cortina, Vice-Presidente, Jr, Vice-Tesorero Arquimides Pérez Pérez, Vocales: Eduardo García Coto, Escuela de Filosofía y Letras Filiberto Egüez, escuela de Medicina Julián Terrón Escuela de derecho, Antero Alvarez y Adalberto Alemán Escuela de Ciencias Sociales, cinco años después, un manifiesto del plan referido al Comité Universitario de estudiantes en la calle Gloria No. 23 donde hace referencia a las tres facultades: Derecho, Filosofía y Letras y Arquitectura. En ningún momento Santa Clara estaba excluida de cursar estudios en La Habana, puesto que en junio de 1947 ya existían estudiantes santaclareños que recibían clases en cinco facultades universitarias, según el periódico La Publicidad.

Después de gestiones de estas organizaciones fue inaugurada simbólicamente la Universidad Central de Santa Clara el 10 de octubre de 1948 en el salón de actos del Gobierno Provincial de esta Ciudad. El Dr. Pedro Martín Camps i Camps, Presidente del Consejo Directivo, pronunció el discurso de apertura e inaugurada por el Sr. Orencio Rodríguez Jiménez, Gobernador Provincial. Es de destacar que se efectuaron diez actividades en el programa de inauguración y oficialmente fue creada por Ley del Congreso de la República el 22 de noviembre de 1949, aunque sus actividades no se iniciaron hasta el 30 de noviembre de 1952. La Universidad se ajustaba a las necesidades de aquel momento.

De acuerdo con sus fines el Consejo Directivo resolvió establecer dos facultades: la de Ciencias y la de Letras con varias escuelas cada una. La Facultad de Ciencias estaría conformada por las Escuelas de Ingeniería Agronómica, Química Industrial, Mecánica-Eléctrica (esta con las especialidades de radio y televisión) y la de Minas, , la escuela de auxiliares prácticos del médico (enfermeros, enfermeras, comadronas); la de Ciencias Comerciales; la Escuela de meteorología[11], la cual contaría con un laboratorio que se propuso el nombre de Julio Jover Anido, destacado meteorólogo de Santa Clara y para su dirección a su hijo el Dr. Agustín Anido Artiles, Instituto Laboratorio de investigaciones científicas. La Facultad de Letras tendría las Escuelas de Filosofía y Letras, Pedagogía, Idiomas y Administración Pública y Escuela de Educación Física.

Se concedió un crédito de trescientos cincuenta mil pesos para la construcción de edificios, mientras esto se materializaba en los terrenos de las afueras de la ciudad en las inmediaciones de la Carretera a Camajuaní a unos 8 kilómetros del centro de Santa Clara, las actividades docentes se iniciaban el 25 de agosto de 1952, en un local de la calle Juan Bruno Zayas No. 56 (altos) se efectuó la primera matrícula, el precio era de $60.00 a pagar en tres plazos cada uno. Se cerró el 27 de septiembre de ese mismo año, pero las clases se iniciaron el 10 de diciembre, aunque ya se había realizado la apertura oficial del primer año académico 1952-1953, investidura y toma de posesión de su profesorado e inauguración del edificio de la facultad de Letras el 30 de noviembre.

Este acto se realizó sin haber concluido la construcción de lo que sería la Ciudad Universitaria de Las Villas (actualmente lleva el nombre de Abel Santamaría y consta hasta la fecha con 13 Facultades).

Este alto centro creó gran revuelo en la ciudad al ver realizado los viejos anhelos de tantos villareños, era visitado con frecuencia por estudiantes de otros niveles de enseñanza y del pueblo en general.

En ella laboraron  profesores de la talla de Gaspar Jorge  García Galló, Antonio Núñez Jiménez, Manuel Rivero de la Calle, por solo citar algunos. En este centro como en la Universidad de La Habana también hubo estudiantes revolucionarios que militaron en el Partido Socialista Popular, como una organización que jugó un importante papel en la lucha contra la tiranía, entre ellos se hallaban Antonio Larralde, Ramón Pando Ferrer y Reinaldo Fundora.

Es de de destacar que en la Universidad en sus inicios, recibió el nombre de Universidad Central de Santa Clara porque la provincia tenía ese nombre, pero al aprobarse la Constitución de 1940 también se aprobó el cambio de nombre por el de Las Villas, por eso cuando ocurrió la inauguración oficial recibió el nombre de Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas.

De las tantas personas de Santa Clara y Cienfuegos que de una manera u otra influyeron en la apertura de la Universidad Central se puede destacar al Dr. Pedro Pérez Ruiz y a Severo García Pérez de Lara (ver anexo 4).

La asociación de la Prensa de Santa Clara contribuyó con la divulgación de su presidente, a la obra de la Comisión Gestora por una Universidad Central en la ciudad, en una de las columnas del extenso artículo Hacia la Universidad Central, el Dr. Severo García Pérez[12] manifiesta que…”La Universidad de Santa Clara no ha de ser una mera rendición, un calco ruin  e intrascendente, de la bicentenaria Universidad habanera. Sin duda, muchos jóvenes recibirán en ella sus títulos de aptitud profesional; pero entre sus objetivos esenciales no figurará el de multiplicar esa casta intelectualoide, que ya gravita demasiado sobre la sana cultura, y acaso tenga mucho que ver con el actual desequilibrio económico, social y político de la República.

Una Universidad “nueva” no quiere decir una Universidad más. Su brújula se orientará hacia fines vitales: la “mise-en-valeur” de las tierras de cultivo, la investigación y promoción de nuestras posibilidades industriales, el estudio de la geología aplicada a la comprobación y extracción de nuestra riqueza subterránea, la difusión de técnica que puedan mejorar las condiciones de salubridad, de economía y bienestar en varias zonas agrícolas, mineras o urbanas….. La nueva Universidad ha de ser un instrumento eficaz y determinante del progreso colectivo…-lo que necesitamos en esta universidad de Cuba es ímpetu de creación, anhelo de contribución al bienestar público, sólido y sincero trabajo sobre la realidad de nuestros grandes tesoros inexplorados, anchos caminos hacia cumbres soleadas para la juventud. En una palabra, espíritu limpio y obstinado de cubanidad.[13]. (Anexo 5)

Incontables son los artículos periodísticos que tiene sobre la Universidad el Dr. García Pérez desde el comienzo de la Campaña Pro-Universidad hasta su fundación. Es, sin dudas, uno de los más grandes intelectuales villaclareños de todos los tiempos, devenido figura de alcance nacional e hispanoamericano.

“Hasta después de muerto deviene en símbolo de la intelectualidad villaclareña y cubana: su memoria de utiliza para dar realce a la labor periodística, cuando la Universidad Central de Las Villas, en Santa Clara. instituye, desde finales de los años 40 y hasta principios de los 60, el Premio Anual de Periodismo Severo García Pérez”[14].

Por su parte, el Dr. Pedro Pérez Ruiz[15] se le rindió un homenaje en la Universidad, siendo rector  Agustín Anido Artiles[16], por sus luchas y esfuerzos desplegados en la Comisión Gestora Pro-Universidad Central, y siendo presidente del Consejo Directivo antes de la fundación, donde insistió en que…”la universidad se dedicara eminentemente a la enseñanza de carreras prácticas como se había prometido”[17].(Ver Anexos 6,7,8 y 9), por lo que “mantuvo una fervorosa campaña para la creación de la UNIVERSIDAD CENTRAL, como institución de Alta Cultura, Educación e Investigación”[18]

Mantuvo fuertes vínculos con su coterráneo y amigo el Dr. Pedro M. Camps, hecho que demuestra en una carta fechada el 5 de abril de 1940 teniendo presente la Universidad Central (ver anexo 10). Para el Dr. Pérez Ruiz hubo muchos aspectos importantes en su vida, entre ellos su ciudad que lo vio nacer, el Liceo, el Parque Cubanacán y la Universidad Central (ver anexo 11). Trascendental acuerdo del Ayuntamiento de Santa Clara al declararlo Padre Espiritual de la Universidad Central (ver anexo 12), …” por lo que la sesión en que se adoptó este acuerdo constituyó una de las mas brillantes jornadas por la ejemplar campaña de carácter nacional mantenida y dirigida con perseverante entusiasmo durante varios años por la Universidad Central con  el resultado altamente beneficiado para Santa Clara y por su engrandecimiento ,progreso y por la cultura en su ingente gestión para la creación de la Universidad Central con sede en esta ciudad….”[19]

Conclusiones

La inauguración de la Universidad Central, constituyó, sin lugar a dudas, un triunfo de la cultura y el resultado de los ingentes esfuerzos por un grupo de prominentes personalidades intelectuales y sociales  de Las Villas que  abogaron infatigablemente  por el establecimiento de una Universidad en el centro de la Isla, que ampliara las posibilidades a la población.

La labor desplegada por muchos intelectuales que abogaron porque se hiciera realidad el supremo anhelo de Santa Clara de la fundación de la Universidad Central “Marta Abreu” constituye una magnífica obra para la historia de Santa Clara, hecho  trascendental para el patrimonio documental de la región Central

Bibliografía consultada

Autobiografía de Eduardo Machado Gómez (1908). Imprenta de Juan A. Castillo: Santa Clara

Breve historia del Liceo de Villaclara con motivo de la construcción del parque  Cubanacán, Villaclara, 1944

Camacho, P. (1943)  Eduardo Machado el legislador trashumante.  Editorial Trópico: La Habana.

Colección fotográfica de Pedro Pérez Ruiz. Fototeca. En Archivo Histórico Provincial de Villa Clara´

Fernández, N. (2009). Che: pintar la universidad de pueblo. http://alocubano.wordpress.com/2009/12/24/che-pintar-la-universidad-de-pueblo/. Publicado el 24 diciembre, 2009|

Descubriendo a una distinguida dama.  Por Daniela Hernández, Idalia Vázquez y Narciso Fernández.  1 diciembre, 2012.  Fidel y el Che, dos figuras imprescindibles

Diario de Sesiones Convención Constituyente 1940. Tomo I. Fondo Gobierno Provincial

García, M. (1925). Estudio Bibliográfico de Marta Abreu Arencibia y el Dr. Luis Estévez y Romero. Imprenta y librería La Moderna Poesía: La Habana

García, M. (1927). Los poetas villaclareños:  Imprenta J. Arroyo: La Habana.

García, S. (1937). Hacia la Universidad Central. Cortesía de Heraldo de Las Villas. Imp. Paz: Santa Clara

García, M. (1938). Plácido, poeta y mártir.  Ediciones Botas: México.

González, M. (1858). Memoria histórica de la villa de Santa Clara y su jurisdicción. Imprenta el Siglo: Villaclara.

Las Villas: Álbum-Resumen Ilustrado. Directorio especial (clasificado) (1941).Imprenta La Milagrosa: Habana.

Memoria inaugural de la Universidad de Santa Clara (1948)

La Publicidad. Año XXXIV. 17 de octubre de 1939, No. 12156, p.7

____________.Año XXXVII. 16 de septiembre de 1942, No. 135752, p 7 col 1: Universidad: Publicidad Estudiantil. Creada Asociación de estudiantes de Las Villas.

La Publicidad. Año XLII. 18 de junio de 1947, No. 13972, pp.1 y 12

____________.Año XLV. 17 de septiembre de 1948

____________. Año XLV. 25 de septiembre de 1948, No. 14123, p. 1

____________. Año XLV. 9 de octubre de 1948, No.14135: Mañana se inaugurará simbólicamente la Universidad Central.

____________.Año XLIV. 5 de noviembre de 1947, No. 14018, p. 4

____________.Año XLVIII. 18 de septiembre de 1952.No. 19480, p1

Pascual, M. (2014). Agustín Anido Artiles hombre integro  Médico, Rector y Meteorólogo eminente:(investigación inédita)

Revista Decenal Literaria y de intereses locales Caribes. Año I. Santa Clara, 21 de marzo de 1925, No. 9, col 1-2 Dr. Severo García Pérez

Revista Decenal Literaria Caribes. Año III. Santa Clara, 12 de marzo de 1927. No. 79, p.1 Juventud cumbre Dr. Severo García Pérez

________________. Año III. Santa Clara, 21 de abril de 1927. No.83.pp.1-2. Valores pilongos Dr. Pedro Pérez Ruiz

Revista Marta. Año I. Santa Clara, abril de 1924. No. I

Ruiz, B. (1958). Microbiografías facsímiles biográficos de hombres ejemplo. Impreso por Propagandas Cancio: Santa Clara

Ruiz, J. (1957). Génesis  y realidad de la Reforma Universitaria: Santa Clara.                                                                                                                                           

Periódico Grana. Año 11. 11 de julio de 1975, No, 163

Universidad Central. Año I.  Santa Clara, 25 de septiembre de 1937. No.1
Vanguardia. Año 741.17 de noviembre de 1982, No. 83 La escabrosas sendas de sus orígenes. 30 Aniversario de la UCLV, p 4 col 5-7



Referencias

[1] Fernández, 2012, https://verbiclara.wordpress.com/tag/universidad-central-marta-abreu-de-las-villas/

[2] Se funda el colegio San Ildefonso el 13 de marzo de 1864, con muchos niños, procedentes  la mayor parte de las escuelas municipales que existían, estuvo en el local que ocupa la escuela primaria Hurtado de Mendoza, fue cerrada por las autoridades coloniales  en 1869.

[3] La Publicidad, 25 de octubre de 1937, No. 12059, p 1 col 1-3

[4] Historia inaugural de la Universidad Central de Santa Clara, 1948,  p. 8

[5] La Publicidad. Año XXXIV, 25 de enero de 1937, No. 12057, p1 col 1-3

[6] Ibídem

[7] La Publicidad.Año XLI. 9 de octubre de 1948, No. 14135

[8] La Publicidad. Año XLV, 17 de septiembre de 1948, No.14116

[9] La Publicidad. 25 de septiembre de 194u8, No. 14123, p.1

[10] La Publicidad. Año XLV. 19 de noviembre de 1948, No. 14170, p. 1 col 1-3: Noticias locales

[11] La Publicidad. Año XLVIII. 18 de septiembre de 1952, No. 19480, p. 1

[12] Destacado profesor y conocido intelectual villaclareño,  quien, además, fue uno de los miembros fundadores del Consejo de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas. Nace en Santa Clara el 6 de noviembre de 1899 y muere el 12 de septiembre de 1947. Fue profesor y director del Instituto de II Enseñanza de Santa Clara. A pesar de su corta vida, esta personalidad despliega una rica e intensa labor cultural. Colaboró en diferentes periódicos y revistas de la localidad

[13] García, 1937, ejemplar  único

    Universidad Central. Año I. Santa Clara, 25 de septiembre de 1937, No. 1, p, 1 col 4.p 5 col 4 y p 6

    col 3-4

 

[14] Severo García Pérez: el gran olvidado. http://www.monografias.com/trabajos39/severo-garcia-perez/

[15] El Dr. Pedro Pérez Ruiz, abogado y notario, fue Presidente del Liceo de Villaclara, actual Casa de la Cultura Juan Marinello Vidaurreta, bajo su rectoría se construyó el parque Cubanacán. Fue decano del Colegio Notarial de Las Villas, fue Decano de Honor de este colegio y Mérito Lanuza.En el año 1915, fundó la revista literaria “Liceo”, instauró la cena martiana, fue miembro de la Logia Progreso de Las Villas, miembro de la ¨Sociedad Universitaria de Conferencias¨. Tuvo participación directa en actos celebrados en la ciudad en honor a Da. Marta Abreu de Estévez y de Luis Estévez Romero en aniversarios de sus muertes

[16]  autor de la Reforma Universitaria, iniciada el 22 de mayo de 1957

[17] Vanguardia. Año 74. 17 de noviembre de 1982, No. 83, p. 4

[18] Ruiz, 1958, p.24

[19] De Heraldo de Las Villas. Trascendental acuerdo del Ayuntamiento de Santa Clara. Pedro Pérez Ruiz, Padre Espiritual de la Universidad Central.

Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.
Buscar
396408
HoyHoy102
AyerAyer260
Esta SemanaEsta Semana732
Este MesEste Mes2624
Todos los DíasTodos los Días396408
Día más Visitas 12-01-2017:421
US
Formulario de Acceso

Artículos Relacionados